¿Cómo conseguir que los equipos mantengan el foco y la motivación?

¿Cómo conseguir que los equipos mantengan el foco y la motivación?

Este es Paco, el director de un departamento de una importante empresa que tiene a su cargo a más de 200 personas. 

A pesar de que los números de la empresa suelen ser positivos, cada vez cuesta más mantener la moral alta. Los equipos cada vez se quejan más, no les gustan los proyectos que hacen. La rotación ha aumentado con el paso de los años, les cuesta retener talento y atraerlo. 

Paco está acostumbrado a usar premios o castigos como método de motivación. Sin embargo, cada vez la empresa invierte en más acciones y no siente que se valoren: cena de navidad, barbacoa de verano, clases de inglés, bonus por entrega… ¿Por qué los equipos no se motivan? 

La ciencia lleva años demostrando que a todo aquello que decidimos le ponemos más empeño que a lo que nos mandan. ¿Tenemos capacidad de decidir en nuestras empresas?

Muchas veces estamos rodeados de reglas, casi todas pensadas para evitar que no “engañemos” a la empresa. Cuando algo falla en la empresa, creamos otra regla para el futuro. Un día, un compañero envía un email y comete un fallo, la empresa decide crear un proceso de validación para los emails…

¿Podemos vivir en un mundo con tantas reglas? 

En NeuronForest nos hemos dedicado a investigar qué motiva a las personas, y aunque no lo creas, hay tres cosas que nos hacen crecer a todos: 

Tener un propósito que nos rete, que aporte a la sociedad, que nos haga superarnos y con el que nos alineemos. Muchas empresas solo transmiten como su propósito el dinero, y esto frustra las aspiraciones de los compañeros. Buscar la maestría en nuestro trabajo, crecer en lo que nos gusta y esforzarnos por ello (aprendemos a tocar la guitarra y nadie nos paga por ello). Esto va más allá de los planes de formación y capacitación de Recursos Humanos, es dejar a las personas explotar sus talentos. 

 “No tiene sentido contratar a personas inteligentes para decirles lo que tienen que hacer; contratamos a personas inteligentes para que nos digan lo que tenemos que hacer” Steve Jobs.

¿Dejamos que las personas tomen decisiones o está muy limitada su capacidad de decidir? La autonomía es el factor que más motiva a las personas, el poder decidir sobre sus tareas, su tiempo, su equipo y la técnica de trabajo. Cuando damos ese espacio a las personas, estas responden y, cuando lo hacen, los negocios vuelan. 

En NeuronForest, acompañamos a empresas que quieren mejorar su motivación, te enseñaremos a implantar un método que permita mejorar la autonomía, la maestría y el propósito.

¿Hablamos?